NO NOS CONVENCE DEL TODO ESTA REMINGTON S6606

Hoy os traemos nuestra opinión e impresiones reales sobre la plancha Remington Curl & Straight Confidence S6606.

Esta plancha-rizador cuenta con las siguientes  características:

  • Funda protectora resistente al calor y voltaje universal.
  • Apagado automático de seguridad después de 60 minutos.
  • Placas flotantes de cerámica suave con turmalina antiestática y micropeines que se deslizan sin esfuerzo y dejan el cabello sin encrespamiento.
  • Control de temperatura digital con 5 ajustes entre 150 y 230 °C y función de memoria; calentamiento rápido, lista para usar en 30 segundos.
  • Placas en espiral 2 en 1 con punta fría alisan y rizan el cabello fácilmente: crea rizos elásticos, ondas suaves y peinados lisos.
  • Tamaño: 4 x 29 x 4 cm. (Alto x Largo x Ancho).
  • Peso: 349 gramos.

La verdad que tenía bastantes ganas de probar esta plancha por sus fantásticos comentarios, y he decir que mi decepción, tal vez por eso, ha sido mayúscula. Empecemos por el elemento base, mi pelo. En mi caso, he de decir que tengo mucha cantidad de pelo, y además lo tengo bastante fosco, por lo que no todas las planchas me resultan eficientes a la hora de “domesticar” mi cabello.

Llevo más de 10 años utilizando una plancha GHD, y más en concreto la que os muestro a continuación, así que mis impresiones son una comparación con mi actual plancha.

Os resumo mis impresiones:

En cuanto a la sensación de tener ambas planchas en la mano he de decir que la Remington es algo más ligera. A primera vista podríamos pensar que esto supone una ventaja, pero mucho me temo que el peso se debe al propio material de la plancha y mi sensación ha sido que la Remington “quema” más que la GHD cuando llevas un rato utilizándola.

En cuanto al tiempo de calentamiento de las planchas, a priori es el mismo, 30 sg. La única diferencia es la que la GHD emite un pitido cuando está caliente, lo que es muy cómodo ya que no tienes que estar pendiente de ella y la Remington no. Con esta última tenemos que fijar la temperatura y se verá como unas barritas en la pantalla que parpadean y que cuando se quedan fijas, cuando la plancha adquiere su temperatura. Además no he sido capaz de cambiar la temperatura una vez fijada, y la única manera que he encontrado ha sido apagar la plancha y cambiar la temperatura al volver a encenderla.

En cuanto a la temperatura, las GHD siempre han defendido una temperatura única de 185 grados para evitar dañar el pelo. La Remington se puede regular desde los 150 a los 230 grados, en intervalos de 20. A priori está mucho mejor, pero creo que las temperaturas realmente útiles a la hora de planchar el pelo serían las de 190, 210 y 230 grados. Las dos primeras que son tan bajas que realmente no tienen utilidad ninguna. En este sentido, sí que es cierto, que al coger más temperatura la Remington nos tendría que facilitar el trabajo.

Ambas planchas se apagan tras un tiempo de inactividad, en el caso de la GHD son 30 minutos y en el caso de la Remington tras 1h.

En cuanto a la presentación, la GHD suele venir con un protector para la parte de las placas propiamente dichas y además suele incluir una bolsa resistente al calor donde guardar la plancha y evitar que se arañe. En el caso de la Remington solo trae una funda protectora resistente al calor que cubre las planchas pero no la plancha entera.

Después de esta primera toma de contacto paso a relatar mi experiencia personal con la Remington. La verdad es que su función de alisado funciona bastante mejor que la de rizado, aunque no me ha convencido en ninguno de los dos aspectos. A continuación os muestro una imagen de lo conseguido con la plancha:

Después de pasar el mismo mechón de pelo durante unas 8-10 veces ese es todo el “rizo” que he conseguido, es decir, un toque muy ligero y encrespado de onda en las puntas. Así que, como es lógico no me ha convencido absolutamente nada en ese sentido.

En cuanto al alisado, lo que he notado es que aunque esta plancha coge más temperatura que la GHD que utilizo habitualmente, necesito más pasadas para tener el pelo liso, me lo alisa menos y además me lo deja más encrespado, asi que en este sentido tampoco me ha convencido.

En resumen, si no tienes mucho pelo y es fácilmente manejable tal vez esta sea tu plancha, ya que su precio es bastante competitivo. Si por el contrario tu pelo es fosco y tienes mucha cantidad, no te la recomiendo en absoluto. En mi experiencia la Remington no está a la altura ni en el alisado ni en el rizado, y está muy lejos de conseguir resultado óptimo. Además cualquier plancha que os alise el pelo os puede sacar rizo si sabéis utilizarla.

MI CONSEJO: Si no te quieres gastar lo que cuesta una GHD tienes otras opciones mejores que esta Remington, como puede ser la Termix que también alcanza 230 grados y que es una plancha de uso profesional con una muy buena relación calidad-precio.

A continuación os dejo unos enlaces por si queréis echar un vistazo a las distintas planchas de las que os hemos hablado:

REVIEW REALIZADA POR BEATRIZ
COLABORADORA